sábado, 4 de agosto de 2012

...

¿De qué te sirve mentir?
Si al final de todo tu debilidad sale a flote, si esa intelectualidad se pierde en la emoción más cruda del momento preciso.

¿De qué te sirve asumir algo que no eres?
Si al final la apariencia es como la puesta en escena, al final el actor se muestra y la actriz no piede ocultar la cara ajada y jodida de lo que es.

Al final los que estaban se largan, pues estaban con alguien que no existe, y quienes se quedan, lo hacen con ese híbrido triste que se ha quedado ahi, pues la pose que es nada, sus huellas ha de dejar.

Aveces el miedo a pertenecer,
Aveces el miedo a rechazar,
A buscar qué y encontrar nada...
Porque la nada resulta
Y finalmente se busca
Un miedo que de engaño se desvanece,
Y al final a donde se queria no se pertenece...

Pues esque la debilidad no se esconde,
Es que la mentira se rompe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario