miércoles, 20 de junio de 2012

Un recuerdo...

Un paisaje nocturno como escenario,
Hubo un abismo y una mujer cayendo
Pues ya no sentía más el dolor físico,
Una mujer pidiendo auxilio en medio de esa nada instantánea que queda enmedio del todo...

Y al estar tirada sintiendo los golpes,
Fue que aquella mujer vió...
Esa vida retratada como en fotos
Instantáneas imágenes que entraron por los ojos y se convirtieron en recuerdos...

Aveces los recuerdos evocan la fuerza interna...
Aveces quienes llenan esos recuerdos transforman a quien los evoca con su presencia, súbita memoria emocional y de pronto exquisita, al dejar de sentir dolor y pensar en una partida...

Cobarde hubiese sido la mujer que escribe, si hubiera dejado sus lágrimas, su fuerza caer eternamente,sobre ese asfalto obscuro que la detenía...

***




No hay comentarios:

Publicar un comentario