domingo, 4 de marzo de 2012

De la agonía al éxtasis...

Hay 2 estados particulares:

Agonía:



(Del lat. agonĭa, y este del gr. ἀγωνία, lucha, combate).
1. f. Angustia y congoja del moribundo; estado que precede a la muerte.
2. f. Pena o aflicción extremada.
3. f. Angustia o congoja provocadas por conflictos espirituales.
4. f. Ansia o deseo vehemente.
5. f. Lucha, contienda.
6. f. pl. u. c. sing. com. Persona apocada y pesimista.




¿La vida agoniza?

Habría que preguntarse qué hubo en ella para llegar hasta ese punto en que de pronto la muerte roza la existencia de alguien que se olvidó de donde estaba, se olvidó de las vivencias de carne y hueso que antes compartía... si es que lo hacía...

y esque si nos detenemos a pensar en las vidas rutinarias de estas épocas, las recompensas rápidas  y su búsqueda se hallan a la orden del dia;


  • observe ud a l@s sujet@s que engordan los bolsillos de  los dueños de aquellos lugares de apuestas.
  • qué decir de aquellos a los que la ignorancia les lleva a ir a sitios donde la palabra de un pendejo sujeto que dice estar/tener/experimentar presencias extrasensoriales o divinas les hace perder la cabeza en la enajenación y porque no? también desembolsar enormes cantidades de dinero para el beneficio de la secta en cuestión. (bueno, en realidad el sujeto arriba mencionado no es tan pendejo)
  • Sin olvidar los que utilizan sus propios métodos para descifrar un mensaje de libro sagrado que ni ellos mismos entienden, pero que logran a través de sus "envolventes" palabras ser el principal foco de atención de quienes les siguen y escuchan.
  • oh! por un momento estaba olvidándome de aquellos que, por sus lindas caras o lindas palabras producen un encanto en el otro, una recompensa a través del famoso "taco de ojo" o promesas que se cumplirán aquel domingo que caiga entre semana...
  • el obtener respuestas rápidas a través de una red social que, finalmente al dejar la pc/gadget se topan con; o un síndrome de abstinencia a ella o una soledad profunda producto de las carencias en cuanto al contacto humano (esto en casos extremos).
  • aquel "hedonismo" que inducen las sustancias psicoactivas en las cuales, el usuario ilus@ cree que puede controlar su ingesta.
  • aquell@s que de pronto toman la importancia de sus papilas gustativas en aras de que detecten todos los sabores y sus combinaciones que se traducen en una gran barriga llena de propensiones a enfermedades y hueca de todo lo demás...
  • aquell@s que creen que aquel hedonismo cubierto por la lascivia y las sensaciones tactíles en exceso llenan el no quererse a si mism@s.
Me faltó alguna? la verdad es que creo que al ser concreta ya son todas... 

El punto importante aqui es, la vulnerabilidad del ser humano ante la carencia. Pero no sólo eso, sino también la habilidad manipuladora sutíl de quienes se aprovechan de eso para con otros es una cosa masiva, que parece no tener fin hasta que el sujet@ en cuestión abre los ojos cuando ya está al borde del pozo del cual no saldrá jamás y se da cuenta de que está peor de lo que estaba...

Esa cosa de no encontrar algo que llene el hueco existencial que la persona lleva por cosas que de pronto no ha resuelto pero, la evasión/negación a lo que vive resulta en una vida agonizante que no es sino eso, un estado que precede a la muerte en vida. Pero también resulta en que, quienes demuestran su agonía son quienes no conocen ese esfuerzo enorme que se necesita para llegar al punto opuesto.

Ahora el punto al que todo mundo desea llegar sin hacer el menor esfuerzo posible y hacerlo de manera rápida se llama:



Éxtasis:



(Del lat. tardío ex[s]tăsis, y este del gr. ἔκστασις).
1. m. Estado del alma enteramente embargada por un sentimiento de admiración, alegría, etc.
2. m. Rel. Estado del alma caracterizado por cierta unión mística con Dios mediante la contemplación y el amor, y por la suspensión del ejercicio de los sentidos.



Ah! ese estado "extasiado" que todo mundo busca, pero no lo encuentra ni en las cosas arriba descritas, ni en su casa, ni en la oficina, ni en el sexo ni en nada...

el problema es que de pronto las personas se olvidan de resolver cosas, de seguro me va a decir ud ¿Y qué cosas? hasta la fecha no he conocido a alguien que no tenga que resolver ciertas cosas/procesos de si mismo para encontrarse y creer en sus propias capacidades para no necesitar entonces de todas esas cosas que ya mencionamos.  De seguro ud siga preguntándose ¿Y qué cosas? bueno, eso yo no lo sé pero ud si, cada quien sabe sus debilidades y sus fortalezas y el porqué de ellas....

Como siempre... nada es fácil, siempre digo que uno aprende a madrazos y que hay un camino que seguir que cada quien se traza...

cuando uno resuelve esas cosas atoradas se siente distinto, es como si de pronto uno se fijara en esas cosas simples a las cuales les había perdido el sentido así nomás... y de pronto ese sentido de existencia regresa y la agonía termina... y esa existencia... ese descubrimiento hace que uno se quede "extasiado"...

¿Cómo describirlos en uno mismo?