miércoles, 30 de noviembre de 2011

Diciembre


*nota aclaratoria: cabe mencionar que en este post no generalizo, asi que haga caso omiso si su caso no es como el que relato aqui*

Y arrancamos con el último mes del año, no es de extrañar que termina el famoso "reyes-lupe" para iniciar el no menos conocido maratón "lupe-reyes" la verdad es que en este ultimo mes, la gente se deprime más (aunque ud no lo crea) y hace un pin@€@" frío de perro que obliga a traer calentadores, chamarras y todas aquellas cosas que aluden al mismo...

De pronto es que uno en este mes dibuja todas las cosas que ya hizo y aquellas que no ha hecho, (voy a bajar la panza, hacer mas ejercicio, dejar de fumar/tomar/a la pareja, etc) esos propósitos de comienzos de año que, para algunas personas se convierten en pretextos viables para engañarse a si mismos sin ver la poca capacidad para llevarlos a cabo, claro que no generalizo... Hay personas con voluntad de acero :)

Y decia yo... Diciembre es ese mes de excesos empezando por el derroche en regalos costosos para eliminar (o intentarlo) las jetas provocadas a otros durante los 11 meses pasados, el mes del derroche de hipocresía que se da en la navidad cuando la gente se junta porque hace caso a ciertos clichés de "debe estar la familia reunida" aunque se mienten la madre durante todo el año... Curioso ese fenómeno pues, durante estas fiestas se les olvidan las diferencias familiares y casi siempre la pasan a toda madre :D

Un mes de excesos de muchos tipos: alcohol, abrazos, regalos, fiestas, posadas, desveladas, comida... Ah! Este último punto... Diciembre es el mes que amenaza con la dieta del más atlético... No hay que negar que la tragadera en diciembre hace estragos en las tallas...


Regresando al primer punto...
Este es el mes donde nos preguntamos con más frecuencia si nuestras vidas tuvieron un cambio... Es casi ineludible de pensar/reflexionar, pero también es hacer un recuento de lo que ocurrió y nos marcó de por vida...

Ud que opina?

jueves, 10 de noviembre de 2011

De golpes psicológicos..

Hace unos días fui invitada a colaborar en teatro, pero no como actriz, sino como escritora y apoyando en la parte de dirección, sin embargo, el tema del que habla la obra es uno de aquellos que dejan sin duda pensando en la cantidad de mujeres que, sobreviven al mundo con una baja autoestima y tal parece que no hay poder humano que les ayude en la búsqueda de la confianza en si mismas...

Hablo de esto, porque el tema de la obra que aun no se estrena consiste en la manipulación sutíl que ejercen las parejas en esos primeros dulces y melosos meses en que ocurre el enamoramiento, para dar paso a palabras hirientes y desembocar en aquellos golpes que van más allá de todo moretón o herida física...

Golpes que dañan y destruyen por completo el autoestima de una persona... Por el reflejo agresivo de la nula autoestima y el coraje contenido de otra...

Curioso aquel asunto de la manipulación sutíl, pues llega a tales niveles que, para quien es manipulado es muuuy difícil el proceso de recuperación.

Me pongo a pensar en ese maltrato y me quedo de pronto sin palabras, afortunadamente es algo que jamás he permitido, porque creo que tengo el carácter tan fuerte que a la primera señal extraña suelo mandar al carajo a alguien, sin embargo... Cuántas mujeres se pierden en los ojos del hombre que dice quererlas, del que no reciben ninguna demostración de amor realmente... ¿Porqué sigues con él?

Pueden ser varias razones;

La primera es el miedo, el miedo ciega y paraliza a la hora de buscar soluciones. La segunda es precisamente la baja autoestima, están tan manipuladas que no creen en poder enfrentarlo solas.

Definitivamente alguien que te pega o te maltrata, no te quiere...

lunes, 7 de noviembre de 2011

Sobre muertos...

Uno recuerda a los seres que ama sin querer, esque aveces las vivencias son aquello que vale más en ese silencio en que, quienes ya se han ido se han quedado apretados en la mente de quien les evoca...

Cómo regresar ese tiempo que alguna vez fue..?

La muerte es así, tan súbita...
Tan tajante y tan silente...

No es la caja mortuoria donde yacen los restos, es la ausencia mortal, la misma que nos deja la añoranza tremenda de lo que jamás hicimos, pero que al darnos cuenta de ella deseamos pensando siempre en ese "¿Qué habría dicho/hecho/ el/ella?"

Una pregunta sin ninguna respuesta mas que el silencio, el quedarse consigo mismo para responder al acertijo...

Y entonces la ausencia?

Es el pretexto el extrañar, para no reconocer lo que no haz hecho contigo mismo, anhelar y buscar en la soledad que deja la partida de otros, la debilidad y la fuerza de nosotros mismos...

Hace un tiempo dejé de extrañar, porque comprendi que tengo mucho que hacer con los vivos, en vez de llorar y evitarle el descanso a los muertos...